Encuentro en la diversidad, por Carlos Ventura

Ponencia para la Mesa Redonda “Construcción social alternativa: Encuentro de las Comunidades y las Organizaciones Sociales de los Pueblos” en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, UNAM

El pasado 8, 9, 10 y 11 de noviembre anduvimos por las calles de Tepoztlán, Morelos, cerquita de donde las y los compas de Huexca resisten a la imposición de la termoeléctrica que pone en riesgo su vida. Mientras caminábamos, por el pueblo de Tepoztlán, pude charlar con jóvenes y personas adultas sobre las diferentes expectativas que tenían respecto al evento y compartimos el porqué de nuestra asistencia al Encuentro de las Comunidades y las Organizaciones Sociales de los Pueblos. Algo en común teníamos, al menos esa impresión me quedó: desde los diversos espacios de lucha y trabajo, contribuimos a la construcción de proyectos encaminados a procesos de cambio que favorezcan las luchas de los pueblos, donde la dignidad humana y de los pueblos se construya de manera comunitaria y participativa, creativa y críticamente, así de manera alternativa.

No puedo dejar de mencionar  que en este espacio nos encontramos una gama impresionante de movimientos y organizaciones sociales. Y esto fue algo que posibilitó que la diversidad se diera, pues el reto era construir un proyecto o proyectos a partir de la experiencia de cada espacio de trabajo, y cuidando en todo momento que nadie dejara de ser.

Carlos Ventura

Conforme las experiencias se compartieron, el ejercicio de escucha se amplió, y así, minuto a minuto, el diálogo se abrió paso. Particularmente, en el proceso de construcción del o los proyectos en la mesa de Educación como Derecho Humano, nos dimos cuenta cuenta de las maneras diversas de abordar este tema; por una parte identificamos la lucha que dan muchas personas, al interior de las instituciones educativas,  con la firme convicción de que se necesita una educación emancipadora, crítica, es decir, alternativa al modelo educativo que mucho impone y nada dialoga. Por otro lado, también compartimos las experiencias que se construyen fuera de estas instituciones educativas, procesos que hunden sus raíces en las experiencias de la educación popular, la cual a lo largo de la historia ha tenido una opción política clara: contribuir a la liberación de los pueblos oprimidos y acompañar los procesos de enseñanza – aprendizaje entre las comunidades y los pueblos, una experiencia emanada desde el pasado siglo, surgida a partir de las entrañas de las luchas que resisten los embates de las dictaduras en su momento, y hoy día, que resisten ante  un sistema deshumanizante, donde la “divinización” de la lógica de acumulación del capital termina por “demonizar”, de la manera más maniquea, a todo movimiento que pretenda construir fuera de esta lógica y que posibilite procesos liberadores y de empoderamiento de las personas y los pueblos.

Compartir lo anteriormente mencionado generó entre las y los asistentes una expectativa para construir proyectos en común, y ahí vis a vis las propuestas surgieron y se dieron las primeras pinceladas para definir la manera de abordar el tema de la educación. Un primer consenso fue que ninguna de las personas estaba conforme con el modelo educativo hegemónico y se compartió la necesidad de impulsar un modelo emancipador, liberador, alternativo. Ante la avanzada del Estado por adecuar la educación a las necesidades del mercado, pude notar que nuestra respuesta es, por un lado, denunciar las violaciones graves al derecho humano a la educación de todas y todos los mexicanos, visibilizando que el Estado, a través de alguno de los tipos de violaciones a los derechos humanos, no cumple con su obligación de proteger y garantizar el derecho a la educación que todas las personas tenemos. Asimismo, luchar para que la educación sea diseñada de acuerdo a las necesidades de los pueblos, jamás se puede aceptar que los contenidos curriculares sean sometidos a los intereses de unos cuantos, y se violenten los saberes que las comunidades requieren socializar.

Por otro lado,  creemos que se requiere de un mayor impulso a procesos de enseñanza-aprendizaje como la propuesta de la educación popular, pues es necesario que existan en estos modelos alternativos de educación metodologías que lleven a la concienciación colectiva y posibiliten procesos organizativos de lucha y resistencia.

Es de suma importancia generar un sentido crítico entre las personas y pueblos ante los abusos del sistema capitalista y patriarcal, buscando con esto que el capital no siga poniendo a su servicio a los hombres y mujeres, a las naciones y al sistema económico que es parte determinante en el organismo social. Y es que la crítica a la civilización del capital, que puede surgir de estos modelos educativos alternativos, “no se hace desde un idealismo moralista, sino desde un materialismo comprobante”, como decía Ignacio Ellacuría. Basta mirar nuestro entorno para comprobar que la brecha entre ricos y pobres se ensancha, que las violaciones a los derechos sociales son recurrentes, y, además, asistimos a un endurecimiento de los procesos de explotación y dominación, que ahora podemos notar se tornan más sofisticados pero igual de violentos a los dados  en esta civilización del capital.

La lucha por la educación liberadora, emancipadora, la lucha por los procesos alternativos y críticos implica que seamos libremente parciales a favor de las mayorías populares porque son injustamente oprimidas; además, porque en ellas encontramos negativa y positivamente la verdad de la realidad. Se hace necesario que muchos sectores más estén a favor de estas mayorías, sectores como el académico, que enseñen y aprendan en las aulas y en las calles, el de las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a los derechos humanos –no olvidemos que el origen de los derechos no está en la buena voluntad del Estado sino en los procesos de exigibilidad, de lucha que los pueblos y las personas emprenden para conquistar los derechos que el actual sistema les arrebata– no debemos olvidar, como organizaciones defensoras de derechos humanos, que nuestra posición debe ser claramente a favor y con una opción preferencial por la causa histórica de las y los excluidos, oprimidos y discriminados. Se requiere de organizaciones que acompañen a las luchas de estos pueblos y personas en situación de vulnerabilidad y se generen procesos de horizontalidad y diálogo constructivo, incluyente, alejado de toda posición de poder.

El ECOS nos implicó un encuentro, pero también la tarea para entretejer y compartir las diversas propuestas que se presentaron. Nos conllevó a mirarnos y escucharnos, pero de igual forma nos genera un compromiso para seguir construyendo de manera alternativa y compartiendo los saberes que en nuestra experiencia tengamos. Asimismo, nos solicita humildad para evitar discursos impositivos y egocentrismos políticos. Más bien, resulta necesario reconocernos en nuestra diversa manera de proceder y compartir nuestro objetivo: la transformación profunda de este sistema de explotación y dominación.

Desde el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria tenemos claro que no hay transformación profunda si no optamos por caminar en comunidad, tejiendo en nuestra diversidad proyectos que nos lleven a la construcción de una cultura basada en el respeto de la dignidad de los pueblos y de las personas. Consideramos que tenemos mucho por hacer, no vemos otro camino que el de intentar, junto a las víctimas de este sistema opresor y violento, revertir la historia, subvertirla y lanzarla a otra dirección, lanzarla a la construcción de otro mundo, donde quepan muchos mundos y donde el amor y la justicia se besen.

Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s