Tribunal Permanente de los Pueblos: Capítulo México

Históricamente los pueblos del mundo han sufrido diversas formas de violencia, la cual, en algunos periodos, se ha intensificado de forma tal que ha adquirido un carácter sistemático. Esto, a su vez, se ha traducido en múltiples violaciones a los derechos humanos que las instituciones del Estado, creadas para garantizarlos, no han tenido la capacidad o voluntad  para evitarlas o juzgarlas.

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) surge como una respuesta de la sociedad civil internacional y las diferentes organizaciones que en ella coexisten, para reivindicar los derechos que la lucha social alguna vez ganó y que hoy se encuentran relegados a un plano discursivo de escasa eficacia.

Así, el TPP se articula como un frente social estructurado desde abajo que busca mostrar a la opinión pública nacional e internacional los abusos que el aparato estatal, las empresas trasnacionales y nacionales, los bancos, los caciques, etc. han llevado a cabo en contra del pueblo para luego juzgar, como tribunal ético y de consciencia, la responsabilidad de dichos actores.

El TPP ha sido instalado recientemente en México con el objetivo de hacer públicas las atrocidades realizadas en las últimas décadas en contra del pueblo y denunciar la íntima relación entre las políticas económicas del Estado mexicano, las reformas jurídicas (anti)constitucionales y el clima de violencia e impunidad que se viven en nuestro país.

Para abarcar las múltiples manifestaciones de dicha violencia, el TPP se ha dividido en siete ejes temáticos: Guerra sucia, Feminicidio y violencia de género, Migración, Violencia contra los trabajadores, Violencia contra el maíz, Devastación ambiental, y Desinformación, censura y violencia contra los comunicadores. Esto último permite vincular a organizaciones e individuos preocupados por diferentes problemáticas en un mismo espacio de trabajo y discusión, lo cual, a nuestro entender, es la característica más importante del TPP en la medida en que promueve el abandono de las agendas fragmentarias y unilaterales, para dar paso a la conformación de un frente de lucha unitario que, sin embargo, no disuelve las diferencias, las reconoce y las promueve en la medida en que cada una de ellas en su particularidad hacen frente a la violencia presente en nuestro país.

Ensayo completo (.pdf): El Tribunal Permanente de los Pueblos: Capítulo México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s