“Cultura e Identidad”

Extractos de las Memorias del FSI 2010. 

La identidad es producto de elementos culturales “propios y ajenos”. No basta con que el individuo reconozca los elementos con los que se siente identificado, sino que también es necesario el reconocimiento del otro. Parte importante de la identidad, de su desarrollo y preservación, es contar con un espacio para desarrollar el sentimiento de pertenencia.

            La diversidad cultural no tiene por qué ser entendida como jerarquización de las culturas, sino todo lo contrario, cada una debe tener su lugar e igualdad con respecto a otras. De hecho, en la mesa se identificó como uno de los problemas más importantes a resolver, el esfuerzo por parte de los gobiernos de homogeneizar y de no respetar la diversidad cultural, fomentando la marginación de los pueblos originarios. Sin embargo, el concepto de Identidad Nacional debe partir de la aceptación de que tenemos un país pluricultural.

            Sobre el tema de la incidencia de otras culturas en la formación de la identidad cultural, se determinó que el proceso de aculturación es fundamental, pues las culturas pueden ser consideradas como híbridas, esto quiere decir que no debemos caer en una “trampa” de cerrazón ante la intención de preservar, sino abrirnos a la idea de que la fortaleza no está en la “pureza cultural”.

            Con respecto al elemento de temporalidad, es necesario aceptar que a través del tiempo se ha llevado a cabo el proceso de construcción de la cultura, de esta manera también es importante considerar que el pasado influye en el presente, pero además, se debe tener un proyecto cultural para el futuro, es decir, esclarecer y determinar los valores que queremos transmitir a futuras generaciones. Tomando en cuenta la temporalidad, se determinó la importancia de conocer la historia para el desarrollo de planes educativos y políticas adecuadas para los pueblos originarios y no seguir con modelos occidentales y capitalistas que generan un “choque de principios” por no ser coherentes con la ideología de los pueblos. Por medio del conocimiento de la historia se debe generar la conciencia suficiente sobre el problema de la falta de reconocimiento de la pluriculturalidad para poder erradicarlo.

            Por otro lado, se debe llegar a la convivencia, la crítica, el diálogo e incluso el conflicto para empoderar a la identidad, además de “ordenar la experiencia” de modo que se lleguen a consensos con el fin de evitar los relativismos culturales extremos.

            Una de las problemáticas que más se identificó fue la discriminación a la que se enfrentan la mayoría los pueblos originarios al tener contacto en distintos ámbitos con realidades ajenas, concretamente occidentales.

Para tratar de enriquecer la definición de cultura e identidad, se realizó una dinámica con los participantes hablantes de una lengua originaria; se les pidió que trataran de definir cultura e identidad en su lengua. Así pues, se hizo una recopilación de significados en Otomí, Mazahua, Me’phaa, Tseltal, Purhépecha, Totonaco y Tu’un savi.

Lengua Cultura Identidad
Otomí Bandy“Saber” Nuygö“Soy yo”
Mazahua Texe k’o kjuajujo nteé“Todo lo que la gente hace” NgejeVerbo: ser o estar
Me’phaa Rí naní jamígedo cuajen“Lo que se hace o lo que es” Xó nagumaa nuwaanlo“Lo que me identifica”
Tseltal Kuxinel Taleltik“Lo que soy; mi esencia”
Purhépecha Mimixikua Juchiti mitintsikua“Mi esencia”
Totonaco Xatasmanin latamat“La forma de vida” Tunkililakgaspaskan“Lo que me identifica”
Tu’un savi Ñâ Xiní yó ñuu yó“Lo que sabemos del pueblo” Ñà kuú mií yó“Lo que somos”

Después de esta dinámica, se hizo evidente que el término cultura es una invención occidental y no existe una palabra acuñada por las lenguas originarias que se adecue al concepto como tal. Entonces, se entendió que las definiciones ofrecidas por los compañeros constituyen descripciones de lo que se había establecido en el debate como concepto de cultura e identidad. Esto demostró que las palabras que no tienen traducción directa del español a una lengua originaria se reconstruyen dependiendo de la función que desempeñen o de la estructura de las cosas que refieren.

Para leer más, visita las Memorias del FSI haz click aquí.

Anuncios